Un cartel en una casa: ¡Cuidado con el perro! -Pero si el perro es pequeñísimo... -Pues, por eso, es que me lo pisan...

-El otro día mi gato se calló por el balcón y ahora está en el cielo... -Pues como rebota tu gato!

- ¿Qué le dice una gallina deprimida a otra gallina deprimida? - Necesitamos apoyo.

-¿Qué hace un perro con un taladro? -Taladrando.

- ¿Qué es un pez en un cine? - Un mero espectador.

- ¿Tú qué opinas de las hipotecas? - A mí me parece cojonudo que los hipopótamos tengan un sitio para bailar...

- ¿Hace cuánto que montas a caballo? - Hace dos años hipico.

Se encuentran dos animales: - Oye, ¿tú qué eres? - Un perro lobo - ¿Y eso? - Mi padre era un perro y mi madre una loba. ¿Y tú? - Yo soy un oso hormiguero - Vengaaaaaaaaa...

-Un pececito le pregunta a otro pececito: -Y tú papá que hace. -Nada.

Jaimito le dice a su amigo: cual es la diferencia entre un elefante y una hormiga, no sé, en que los dos empiezan con ache, ¿como? Bueno es que el elefante que yo dijo se llama Hugo.

Primera excursión en el colegio de animales y una jirafa le pregunta a un escarabajo: -Oye pequeñajo, ¿pero tú cuantos años tienes? -También tres, como tú, pero he estado enfermo...

Iban 2 vasos de caza a la jungla. Les sale un cocodrilo al paso y zasca, se lo cargan. De pronto vienen 2, y uno por uno y el otro por el otro, matan a las bestias. Llevaban un rato matando animales cuando uno le dice al otro: -¡Oye Patxi! esto es divertido, pero como el próximo tampoco lleve zapatos o bolsos yo paso de seguir buscando.

Va una familia de piojos paseando por la cabeza de tipo calvo y habla el hijo mayor: -Papá, yo esto no lo veo. Vamos a otro que este está asfaltado.

¿Sabes cómo lo hace un elefante para subir a un árbol de veinte metros? Pues se sube a uno de treinta... ¡y salta!

¿Qué hace dos ratones con un parche en un ojo? ¡Juegan a los pi-ratas! ¿Por qué un elefante no puede viajar fuera de su país? ¡Porque su cara no cabe en la foto del pasaporte!

¿Cuál es el colmo de una mosca? ¡Ser derrotada por los tres mosqueteros! ¿Cuál es el colmo de un salmón? ¡Que todo el mundo le siga la corriente!

Un veterinario va a la consulta de un médico; el doctor le dice: -Muy bien, dígame qué le pasa. Y el veterinario le responde: -¡Bah, así cualquiera, es demasiado fácil!

-Lo siento, pero mi chihuahua acaba de matar a su gran danés. -¡Imposible! ¡Ja, ja, ja! ¿Usted ha visto el tamaño de mi perro? -Precisamente por eso: ¡su perro se ha atragantado al comerse de un bocado a mi chihuahua!

Un señor se encuentra a un conocido y le cuenta: -¡Mi gato se planta todas las mañanas delante el ordenador y navega por Internet! -¡Increíble! -exclama admirado el conocido-. ¡Pues sí que es inteligente tu gato! -¿Inteligente? Bah, no te creas... El canario se tiró una semana entera para enseñarle...

Una mofeta a la que le apestan los pies terriblemente entra en una zapatería con la intención de adquirir unos zapatos. Se sienta en una banqueta y le dice al dependiente: -¡Quisiera probarme unos mocasines! Dicho lo cual, se quita los zapatos, y el dependiente se desmaya de la peste. Los otros clientes empiezan a salir de la tienda. Ante tal desastre, el dueño de la zapatería le dice a la mofeta: -Le suplico que abandone la tienda, ¡me está arruinando el negocio! Ya le regalo yo los mocasines... La mofeta apestosa esboza una sonrisita bajo los bigotes y sale de la tienda... Pero recapacita... vuelve atrás, se quita los calcetines y le dice con voz malévola al propietario: -¿Qué tal si ahora me enseña unas botas?

Ya es de madrugada en casa del matrimonio Conejo cuando, de pronto, se oyen unos ruidos extraños. La esposa se levanta de la cama para averiguar qué pasa. Coge una linterna y empieza a examinar las habitaciones, hasta que, al lado de la ventana, ve dos patas que asombran por debajo de una cortina. Doña Coneja se arma de valor, aparta la cortina con un vigoroso tirón y... -¡¡¡Aaaahhh!!! -¿Qué estás haciendo detrás de la cortina? -le pregunta aterrorizada a su marido. -¿Pues qué quieres que hagas? ¡¡¡ He oído unos ruidos sospechosos y me he escondido aquí!!!

Una tortuguita está trepando a un árbol con gran esfuerzo. Tras varias horas de extenuante ascensión, cuando llega a la copa, se lanza al vacío y se da un tremendo golpe contra el suelo. Al rato, la tortuguita vuelve a escalar el árbol lentamente. Trepando como puede, llega de nuevo casi a la punta de una rama, se lanza y se vuelve a dar otro costalazo. Nuevamente, testaruda, hace otro tremendo esfuerzo y al cabo de un buen rato y a muchos jadeos, llega a otro extermo del árbol, se arroja de nuevo al vacío agitando las patitas y vuelve a darse un terrible batacazo. En el mismo árbol, en el extremo de otra rama, una paloma le comenta con tristeza a su esposo: -Querido, ¿no crees que ya va siendo ora de que le digamos a la tortuguita que es adoptada?

Dos señoras ciempiés se encuentran en el bosque y una le pregunta a la obra: -¿Qué tal le a tu hijo en la escuela? -No muy bien... Yo diría que ha empezado con mal pie. ¿Y al tuyo? -¡Uffff, pues al mío le va fatal! ¡¡¡No da pie con bola!!!

Una serpiente le explica a un amigo: -He conocido a una chica increíble: es muy delgada, flexible, de colores brillantes, no se pierde una sola fiesta... -¡Qué bien! ¿Y cómo se llama? -¡Serpentina!

Un pequeño ciempiés le dice a su madre: -¡Mamá, mamá, me duele una pata! -¿Cuál te duele? -le pregunta preocupada su mamá. -No lo sé... ¡Solo sé contar hasta diez!

Están un escarabajo pelotero y su hijo comiendo caca, y el hijo le pregunta al padre: -Papá, ¿a ti gusta comer langostino y caviar? Y el padre le responde: -¡Te he dicho mil veces que no digas porquerías mientras comes!

Dos ratones están comiendo en un restaurante. Uno de ellos se sirve un pedazo de queso y le pregunta al otro: -¿Cuál es tu queso preferido? ¿La mozzarella, el manchego, el gruyer? El otro le responde sin titubear: -No tengo preferencias, me da igual uno que otro. A fin de cuantas, todos son ¡hermanos de leche!

Una paloma se presenta ante el director de un circo. -¿Cuál es su especialidad? -le pregunta el director-: ¿Malabarista, payasa, acróbata? -¡No, no, mucho mejor! ¡Soy un auténtico fenómeno, una rareza, mi nombre artístico es El Águila. ¡Ya verá qué éxito! El director exclama perplejo: -¡¿El Águila?! ¡Pero si usted es una paloma! Y la paloma le responde con orgullo: -¡En efecto! ¡Pero soy la paloma más ambiciosa del mundo!

¿Qué pasaría si un elefante se metiera debajo de tu cama? ¡Pues que tocarías el techo con la nariz!

Un señor entra en una tienda de animales. -Vengo a devolverle el gallo que le compré. -¿Lo quiere de otra raza? -No, no es por eso. Yo quiero uno que cante a eso de las seis de la mañana. ¡Y este me despierta todos los días a las cinco!

¿Sabes qué le pide un cerdito a los Reyes Magos? ¡La WIIII! ¿Sabes qué hace un perro con un taladro? ¡Ta-ladrando!

Dos serpientes se encuentran en los límites de la selva amazónica. La primera está exhausta, y la otra, al verla en aquel estado, le pregunta: -Amiga, pareces muy cansada. ¿Qué estás haciendo aquí? -Espero a que aquel perezoso atraviese el sendero. -¿Y hace mucho que esperas? -¡Ufff! ¡Solo te diré que empezó a cruzar el camino hace dos mudas!

Tres leonas están cazando en la sabana. Comienzan a acercarse lentamente a una gacela, muy lentamente, sin hacer el menor ruido... Pero, de pronto, la gacela levanta la cabeza, olfatea el aire y sale corriendo. Las tres leonas se miran unas a otras, decepcionadas, y una de ellas pregunta: -A ver, ¿quién ha sido?

¿Cómo encuentra un elefante a una elefanta que está oculta entre los arbustos? -La encuentra... ¡sumamente atractiva!

Dos gatos negros pasean por la calle. En un momento dado se topan con una escalera apoya en la pared, y uno de los gatos da un largo rodeo para evitar pasar por debajo. El otro gato se lo queda mirando y exclama: -Es increíble: ¡un gato negro supersticioso! -Perdona, pero yo no soy supersticioso -le replica el primer gato-. ¿O acaso no sabes que ser supersticioso trae mala suerte?

-Tu perro parece un gato. -Es que es un gato. -¡Pues parece un perro! ¿Qué hacen tres pandas subidos a un árbol? ¡Esperan al cuarto para poder jugar las cartas!

¿Sabes qué tienen las jirafas que no tienen otros animales hembra? ¡Jirafitas! ¿Sabes cuál es el ballet favorito de las ardillas? ¡El Cascanueces!

Durante sus vacaciones, un señor está pescando en la playa cuando lo sorprende un temporal. Vuelve a casa empapado y estornudando sin parar. Su mujer, al verlo entrar en casa, le pregunta: -¿Qué has pescado? -¿Que qué he pescado? ¡Una pulmonía, eso es lo que que he pescado!

Dos amigos se encuentran por la calle y uno le explica al otro: -¡Qué fuerte, no te creerás lo que voy a contarle... he conocido a una chica increíble! Tiene ojos de tigre, camina como una pantera y es astuta como un zorro. El amigo, que no acaba de creérselo, se lo queda mirando y le pregunta: -¿Ya habéis salido juntos? -Sí -responde el otro. -¿Y adónde la llevaste? -¡A la protectora de animales, por si acaso...!

-Hola, ¿estoy llamando al número de la Familia de las Ratas Bobas? -¡Lo siento, se ha equivocado, nosotras no tenemos teléfono!

Se encuentran dos granjeros y uno le dice al otro: -Pues, ¿sabes? He encontrado un método infalible para que mis cerdos no huelan... -¡Qué dices! ¡Eso es imposible, los cerdos siempre huelen! -Los míos no, porque les he puesto una pinza en la nariz...

Esto son tres pastores que están discutiendo sobre cuál de sus perros es el más inteligente. El primero dice: -Mi perro es un genio. Al terminar la jornada, él solo encierra a las ovejas y les da de comer. Y además, me vigila la cosa toda la noche. El segundo responde: -Pues eso no es nada: el mío también encierra a las ovejas y les da de comer, y no solo me vigila la casa sino que, además, me lava la ropa y me pinta la casa una vez al año. El tercero, al escuchar a sus compañeros, rompe a llorar, y empieza a decir: -Pues el perro que yo tenía... -¿Cómo que tenías? ¿Es que ya no lo tienes? -No, murió electrocutado... -¿Le cayó un rayo? -No, fue mientras me arreglaba el televisor...

¿Adónde se van a vivir los renacuajos cuando se convierten en ranas? ¡A Croacia! ¿Sabes por qué los osos polares no comen tartas heladas en verano? ¡Porque prefieren los polos!

Un hombre entra en una ferretería. -¡Rápido, deme una trampa para ratas! ¡Dese prisa que he de coger el tren! El dependiente sacude la cabeza y le dice: -¡Lo siento, señor, pero esta trampa no creo que le sirva para atrapar trenes!

Dos perros guardianes coinciden en un parque. Al primero se le ve muy cansado, mientras que el otro tiene un aspecto fantástico. El que tiene buena pinta le dice al otro: -La verdad es que haces muy mala cara, ¿qué te pasa? -Ufff, un desastre -se queja el animal-. Verás, mi ama es tan miedica que apenas oye un ruido se despierta, me despierta a mí y despierta a todos los de la casa, y hasta que no se tranquiliza, nadie puede pegar ojo... -¿Y tú no le has explicado que eres un profesional, y que tu trabajo consiste en saber identificar los ruidos? -Claro que lo he hecho, pero al parecer no se fía. -¿Y ya le has dicho que los ladrones no hacen ruido? -Naturalmente. ¡Por eso ahora también me despierte aunque no oiga ningún ruido!

-A ver qué me respondes -le dice la mamá gata a su cachorrito-: ¿Quién cuenta más en esta casa, tú o yo? -No lo sé, mamá. Yo sé contar hasta mil... ¿y tú?

¿Quién inventó la bandeja? Un perezoso, cuando alguien le dijo desde la mesa de al lado: -Disculpe, ¿podría alargarme ese plato?

Están grande como un rinoceronte, pero no es un rinoceronte... ¿Qué es? ¡La sombra de un rinoceronte! ¿Cuál es el colmo de un periquito? ¡Tener una esposa canaria y un hijo del Barça!

Durante una excursión a una reserva natural australiana, la guía turística describe los distintos animales que van viendo. -Ese de ahí es un koala, el animal que simboliza a Australia. Un turista comenta: -¿Eso es un koala? ¡En mi país tenemos koalas que miden cuatro metros de altura! La guía sigue explicando: -A su derecha, un avestruz. Y el turista comenta: -¿Eso es un avestruz? ¡En mi país hay avestruces de tres metros de altura! De pronto, unos canguros pasan por delante del grupo. -¿Qué son esos animales? -pregunta el turista. Y la guía responde: -¡Son saltamontes!

Una ardilla europea se encuentra con una ardilla americana y ambas empiezan a presumir de sus respectivos bosques, hasta que acaban picándose. La ardilla europea dice: -En mi país las setas son tan altas como los árboles. Y la ardilla americana se encoge de hombros y replica: -¡Pues figúrate que en mi país son los árboles los que se esconden bajo las setas!

En una granja hay tres ovejitas. La primera se llama Repita-repite-repite, la segunda Repite-repite y la tercera, Repite. Un día, Repita-repite-repite y Repite-repite se marchan. ¿Cuál se queda? -Repite. En una granja hay tres ovejitas...

Dos gatos callejeros se encuentran en un cruce: -¡Hola! ¿Viste qué apagón más espectacular hubo ayer por la noche? -La verdad es que no -responde el otro-. ¡En mi zona estábamos todos a oscuras!

Un delfín chiquitín le pregunta a su madre: -Mamá, ¿está muy lejos América? Y la madre le responde: -¡Calla, niño, y sigue nadando.

Una señora entra en una tienda de animales y ve un loro que le gusta. El comerciante le explica que el pájaro en cuestión no puede hablar porque tiene anginas. La señora, que es un poco desconfiada, insiste en hacer hablar al loro, hasta que este, ofendido, le suelta: -Señora, no insista: ¡estoy enfermo y hoy no pienso trabajar!

Un señor lleva su perro al veterinario porque está lleno de pulgas, y el doctor le receta un reconstituyente. Extrañado, el señor le dice: -Doctor, ¿Está usted seguro de que no se ha equivocado? -No, señor: ¡con todo lo que tendrá que rascarse, su perro necesitará mucha energía!

Un visitante está curioseando en una exposición canina, cuando de pronto oye una voz: -¡Señor, señor, cómpreme! Le aseguro que hablo perfectamente español, francés, inglés y alemán. Maravillado, el señor se percata de que quien le está hablando es un perro. Corre a buscar al vendedor, le compra el perro por un módico precio y cuando el can ya es suyo, le dice: -Tal vez usted no lo sepa, pero acaba de venderme un perro de un valor incalculable. -¿Por qué? -le pregunta el vendedor-. ¿Acaso le ha dicho que habla español, francés, inglés y alemán? -Sí, en efecto. -¡será embustero...! No le haga caso. ¡En realidad solo habla español, y con alguna que otra dificultad!

-¿Has visto qué mano más hinchada tengo? Me ha picado una avispa. -¿La has desinfectado? -No me ha dado tiempo: ¡Se ha ido volando a toda prisa!

Un canguro telefonea a su amigo: -¿Qué tal, cómo estás? Hace tiempo que no nos vemos... Si te parece bien, mañana paso por tu casa... ¡total, vivo tan cerca, que puedo plantarme aquí de un salto!

Adivina cual es el refrán favorito de las ranas: En boca abierta entran moscas.

¿Cuál es el caballo que mejor nada de todos? ¡La caballa! ¿Y el más artístico? ¡El caballete! ¿Y el único que no tiene cascos? ¡El caballito de mar!

Esto era un hombre que tenía una gata, pero estaba harto de que le arañara los pies, así que decidió abandonarla. Se la llevó calle abajo y la dejó en un solar. Pero al cabo de un rato de estar en casa, la gata regresó. Así que le pregunta a un amigo: -Oye ¿a ti se te ocurre cómo podría hacerlo para que la gata no regresara a casa? -El problema es que la dejaste demasiado cerca. Mira, lo que tienes que hacer es seguir la misma calle todo recto hasta el final, llegarás a una montaña, la subes, allí verás un río, síguelo unos metros y cruza el puente, luego ve a la derecha y en la siguiente bifucación a la izquierda, otra vez a la derecha, y encontrarás un pequeño claro en el bosque donde puedes dejar a la gata. Después de una semana, el hombre va a casa de su amigo, todo sucio, cansado y hambriento, y su amigo le pregunta: -¿Qué tal? ¿Te fueron bien mis indicaciones? -Hombre, igual te pasaste un poco... ¡si no es por la gata no encuentro el camino de vuelta!

En una colmena, la abeja reina llama a una de las obreras y le dice: -¡Necesito que vayas urgentemente a comprar miel! Y la obrera le responde: -¡Por supuesto, voy volando! -¿Volando? ¡No, mejor coge la Vespa!

Dos hipopótamos muy muy gordos dialogan en un río. Uno de los dos le dice al otro: -¡El verano ya está al caer, y nosotros con estas pintas! El otro hipopótamo se queda mirando a su amigo y le responde: -¡He dado con la solución a nuestros problemas! -¿Ah, sí? -le dice el amigo-. ¿Y en qué consiste? -Me vestiré de cebra. -¿Yo eso por qué? -¡Porqué las líneas verticales hacen más delgado!

Esto es un oso hormiguero que va al médico y este le pregunta: -Bueno, pues usted dirá: ¿qué es lo que va mal? -Pues verá, doctor, ¡últimamente siento un hormiguero en la tripita!

Dos cangrejos se encuentran en el fondo del mar, y uno de ellos parece tener prisa. El amigo, intrigado por la urgencia del cangrejo, le pregunta: -¿Se puede saber adónde vas con tantas prisas? -¡Se puede saber adónde vas con tantas prisas -¡Es que he quedado con el mecánico y llegó tarde! -¿Y por qué un cangrejo tendría que ir al mecánico? -¡Porque ya estoy harto de circular siempre con la marcha atrás puesta!

Un turista observa un gran rebaño de ovejas pastando, se acerca al pastor y le dice: -¡Buenos días! Tiene usted un rebaño muy numeroso. ¿Cuántas ovejas debe de haber en total? -¡Pues la verdad es que no tengo ni idea -le confiesa el pastor-, cada vez que intento contarlas, me acabo durmiendo!

Un hombre de ciudad detiene su Maserati junto a un campesino que hacía autoestop en la carretera acompañado de su vaca. -Usted puede subir, pero la vaca no cabe... -¡No se preocupe por la vaca, ella nos seguirá corriendo! El conductor no da crédito a lo que oye: -Pero ¿cómo quiere que nos siga? El campesino esboza una sonrisa y le dice: -¡Usted arranque, y ya verá! ¡Conozco bien a mi vaca! El conductor pone la primera... La vaca sigue al coche... Pone la segunda... La vaca sigue al coche... El conductor pone la tercera... La vaca sigue al coche... Pone la cuarta... La vaca lo sigue... El conductor, alucinado, acelera, acelera cada vez más. Por fin, mira por el retrovisor y ve que la vaca saca la lengua. Se vuelve hacia el campesino y le dice: -Su vaca ha sacado la lengua, eso significa que ahora sí está cansada. El campesino se da un buen hartón de reír y le replica: -No, hombre no, ¡qué va a estar cansada! ¡Lo que pasa es que usa la lengua como intermitente, le est

¿Por qué las liebres siempre tienen miedo? ¡Porque son asustadizas... como conejos! ¿Cuál es el colmo de un elefante? ¡El elefante no tiene colmo... tiene colmillo!

Una mariquita ha quedado para cenar en un restaurante con un ciempiés. El ciempiés llega tarde, y la mariquita ya está harta de tanto esperar. Al final, el ciempiés llega al restaurante y la mariquita le pregunta, muy enfadada: -Pero ¿se puede saber por qué has tardado tanto? -Perdona, pero es que en la entrada había un cartel que decía: Se ruega limpiarse los zapatos antes de entrar.

-¿En qué se diferencia un elefante y una mariquita? ¡En que el elefante tiene paperas y la mariquita tiene el sarampión!

¿Dónde se sientan los peces cuando están cansados? ¡En los bancos de arena! ¿Cuál es el colmo de un elefante? ¡El elefante no tiene colmo... tienen colmillo!

¿Cuál es el colmo de un loro? ¡Tener un hijo repetidor. ¿Cuál es el colmo de un chihuahua? ¡Sentir que no está a la altura!

¿A qué se dedican las moscas en verano? ¡A hacer el moscón! ¿Cuál es el colmo de un loro? ¡Tener un hijo repetidor!

Un gato le dice a su amigo: -Te he mandado un montón de mensajes y no me has respondido nunca. -¿Ah, sí? Pues no me ha llegado nada. -Es realmente extraño. ¿Seguro que no has recibido los mensajes que te mandé con las palomas mensajeras?

-¿Quién sabría decirme qué son los buitres? -pregunta la profesora en clase. Una niña levanta la mano y dice: -Pues yo creo que los buitres son... ¡los lindos canaritos de las brujas!

Dos perezosos se encuentran en la rama de un árbol en plena selva tropical. -¿Qué, cómo llevas lo de la pereza? -le pregunta uno de ellos a su compañero. -¡Ya estoy curado! -le responde este-. ¡Me he puesto en manos de un doctor que me ha prometido que a partir de ahora haré un montón de ejercito! -¿Ah, sí? ¿Y cómo es eso? -¡Me ha presentado una factura tan elevada que he tenido que ponerme a trabajar doce horas al día para poder pagarla!

¿Cuáles son las escaleras que más se tarde en subir? ¡Las escaleras de caracol! Un atún se cruza en el océano con un pez espada y lo regaña: -¡No te da vergüenza ir así por la vida, siempre exhibiendo las armas!

-Lucía, ¿qué es una leona? -¡Un mamífero! -¡Muy bien! ¿Y un león? -¿Un papífero?

Dos pececillos van nadando por el mar. Uno le pregunta al otro: -¿Tú navegas por Internet? -¡Nunca! -le responde-. ¡Mi madre me ha dicho que me mantenga alejado de la red!

¿Qué saca a pasear atado con una correa dentista? ¡Un diente canino! ¿Cuál es el colmo de un pavo real? ¡Que por muchas plumas que lleve encima no sepa ni escribir su nombre!