- Anoche llegaste a casa a rastras ¿eh? - ¿Quién te lo dijo? - El del bar, que te dejaste la silla de ruedas

¿Qué te ha dicho el médico? -Tienes mal la espalda vete al bar. -Vertebral, paco, vertebral...

-Estábamos yo y Juan en el bar -Estábamos Juan y yo -¿Qué dices? ¿yo no estaba?

- ¿Te apetece una cerveza? - No entiendo la pregunta...

Mamá asno anima a su hijo a ser diligente, juicioso, obediente, estudioso, bueno, generoso y, por supuesto, el primero de la clase. Todos los días le repite lo mismo: -¡Da siempre lo mejor de ti y ya verás como llegará la recompensa! Un día, el asnito está pensativo, y al final le pregunta a su madre: -Mamá, ¿tú crees que si soy diligente, juicioso, obediente, estudioso, bueno, generoso y, por supuesto, el primero de la clase, algún día llegaré a convertirme en un caballo?

Un hombre entra en un bar y le pregunta el camarero: -¿Qué desea? -Pues lo que todo el mundo: la paz mundial, un mundo mejor, encontrar el amor verdadero... -No, que qué quiere... -Pues... un trabajo que me llene, una casita en el campo, una mujer que me quiera... -No, ¡de beber! -Ah, pues no sé, ¿qué hay? -Pues nada, aquí, fregando vasos.

Y ahora te voy a explicar la diferencia entre un borracho y un árbol. ¿O ya la sabes? Si te fijas en un árbol cualquiera, comienza en el suelo y si te fijas acaba finalmente en la copa. Por otro lado mientras el borracho va al revés ya que empieza con la copa y mira por donde, no pocas veces acaba en el suelo.

¿Por qué algunos pueden estar tranquilos con la violación de derechos humanos? A los zurdos no les afecta

Encuéntrale el parecido a un hombre con una hielera. En que nada más les echas cerveza ya los puedes llevar a donde quieras.

Esto era un tipo que empezó a frecuentar el bar. Venía a mediodía, pedía 3 cervezas y se iba. Todos y cada uno de los días ocurría lo mismo y un día el camarero Pepe le preguntó por el asunto, de cómo se las bebía del tirón, puesto que en apenas 10 minutos se las ventilaba. El tipo responde que siempre quedaba con 2 amigos y tomábamos una ronda, pero como se fueron a vivir uno a París y otro a Londres ahora me tomo una por cada uno. Un día el tipo pide solo 2 y Pepe le pregunta: -¿Qué ha pasado? -A ellos nada, pero yo he dejado la bebida.

Llega un campesino a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta. En una mesa hay varios gitanos que se proponen quitársela sin darle nada mediante una apuesta. Uno dice qeu acabará rebajando a casi nada. Lo invitan a sentarse y le preguntan cuanto pide por ella. Dice que 30. El gitano le dice de tomarse unas cervezas y luego hablamos y al rato le pregunta cuanto pide. Dice que 10. El gitano dice que eso está mejor, pero vamos a tomar otras. Al rato el campesino ya solo pide 5. El gitano ya así lo tiene y toman otras hasta que finalmente pregunta cuanto y el campesino dice: -Verás, yo quería venderla para poder tomarme algo pero ahora ya he tomado y mejor no la vendo..

Esto era Pepe, el borracho del pueblo que otra vez lo coge la policía, pero esta vez era uno nuevo y le dice: -¿A dónde va usted en esas condiciones? -Voy a una conferencia acerca de los males del alcohol, de como afecta al organismo, la influencia en la conducta, la vida familiar y estas cosas. -¿En serio, y dónde es? -En mi casa, la da mi mujer.

Esto es la policía que tras un robo a una joyería se ponen a patrullar como necesitaban un sospechoso se agarran al primer borracho que encuentran. Ya dentro lo llevan al sótano y allí como no cantaba le meten la cabeza en un cubo. No había manera que soltara nada cuando le preguntaban por las joyas así que tras 3 veces y casi ahogarlo finalmente dice: -¡Cagonnnn to!, contratar a un buzo, joer, que yo no veo nada.

Era un hombre tan desagradable que se puso a orinar en la plaza. Pero no conforme, el borracho también se la meneaba mientas lo hacía, dando vueltas como marcando el territorio. A la señora que pasaba no le dio tiempo a cruzar de acera y se le escapó un: -¡Gamberro, borracho, que asco! -Pase pase señora, no se preocupe que la cobra no muerde, la tengo agarrada por el pescuezo.

-Hola, ¿me pone una copa de anís? -Del Mono no pude ser, sólo queda de Las Cadenas. -Bueno, lamento que se haya escapado, pero ¿me puede dar una copa de anís?

Eran 2 que se fueron al cielo y se encuentran por el camino. Como se aburrían abrieron la conversación con lo típico. -¿Tú de qué te has muerto? -Ya ves, yo por la bebida. -Entiendo, si es que es muy malo el alcohol. -Pues sí, aunque no veas la lejía...

Pedro iba conduciendo todo borracho y Antonio a pesar de ir borracho también iba temblando con la temeridad de Pedro. -¡Cuidado que nos matamos! -Tranquilo Antonio hip, que yo voy bien. -Pedro esa curva es muy cerrada. -Pero claro hombre, ¡que pensabas que a estas horas de la noche estaría todavía abierta?

En una mesa del bar: -¡Mozo! Tráigame un vaso de vino! -¿Blanco, Rosado o Tinto? -¡Sorpréndame! Y en otra mesa de ese bar -¡Mozo! ¡Tráigame un vaso de vino! -¿Blanco, Rosado o Tinto? -¡En ese orden!

En el salvaje oeste un cowboy llega en el caballo, lo deja en la puerta y entra al salón a tomar algo. Una vez que se toma el whisky sale y al no ver al caballo entra de nuevo. -Como no aparezca el caballo en 10 min haré lo mismo que en Alabama. Se toma el whisky, sale y vuelve a entrar: -Como no aparezca el caballo en 5 min haré lo mismo que en Alabama. Sale y vuelve a entrar: -Como no aparezca el caballo en 1 min haré lo mismo que en Alabama. Se toma su último whisky esta vez se encuentra al caballo y se dispone a irse cuando la muchedumbre intrigada se atreve y le pregunta. -¿Qué pasó en Alabama? -Pues nada, me tuve que ir a pie.

Llega una señora gorda entra a la cafetería y los borrachos que la ven comentan: -Mire compadre, hasta aquí llegan los tanques. La señora toda ofendida replica: -Cállate borracho o igual te cae una. -¡Y es un tanque de guerra compadre!

Llega el borracho al bar y dice: -Dame una botella de vino, rápido, antes de que comience la pelea. El camarero se la sirve y dice: Por cierto, ¿por qué tanta prisa, de qué pelea habla? -De la que vamos a tener nosotros porque no tengo dinero para pagar.

Era el borracho que comenta con el compadre en el bar: -Ojalá tiren todas esas botellas al mar. -¿Por qué compadre, estás dejando de beber? -No, compadre, es que soy buzo.

Llega un señor a una barra y allí hay una chica a la que no tarda mucho en hablarle: -Hola muchacha, que guapa se ve al llevar 2 o 3 copas. -Pero si no estoy tomando nada -Yo sí.

Era un borracho en la barra del bar que observa como llega un cliente muy refinado que pide una copa. El camarero se la sirve y nada más se da la vuelta el cliente mata una mosca, la echa en la copa y se queja. -Los siento señor, mis disculpas, le pondré otra. Repite la operación 3 veces y se va haciéndose el enfadado. El borracho atento a la jugada no le deja irse: -¿Me presta la mosca?

Llega el borracho a casa con una lona encima impresionante. La mujer pregunta: -¿Pero de donde vienes Pepe? -Pues de donde viene Pepe... ¿de dónde va a venir? Viene de José.

Sale un toro al ruedo, menudo portento. Tenía unos cuernos enormes como estacas. Va un borracho y grita: -Yo conozco a uno que tiene los cuernos más grandes jeje. Entre el público se oye un a voz: -¡Marcial, y yo me voy a cagar en tu madre!

Un hombre va a un restaurante y le dice al mesero: -¡Mesero, tráigame una botella de sidra el gaitero! El pesero penoso le dice: -Lo siento señor, pero lo que tengo es champagne la viuda. El hombre le dice asombrado: -¡No me diga que se murió el gaitero!

Le dice el borracho Eustaquio a un amigo -Vaya trompa que llevo. ¿Se nota mucho, que voy borracho? -Solo cuando vomitas.

En un bar, un hombre que bebe agua intenta convencer a un borracho: -Cada año, el alcohol mata por lo menos a cien mil españoles. -¿Y a mí qué? -dice el borracho-. Yo soy argentino.

El borracho Eustaquio está mirando al cielo con un amigo, y los dos discuten: -Eso redondeo es el Sol. -Que no, que es la Luna, que ha salido antes. -¡¡Que es el Sol!! -Pues mira, buscaremos a alguien que nos ayude. -En eso que llega otro borracho y le preguntan: -Perdone, señor, mi amigo y o tenemos una duda; quizá usted pueda ayudarnos. ¿Eso del cielo es el Sol o es la Luna? Y el otro contesta: -No lo sé, es que no soy de este barrio.

Dos borrachos hablando: -Ese circulo es el Sol. -No! es la Luna, que ha salido antes. -¡Qué tonterías dices! -Vamos a preguntarle a Mariano... -Mariano! mi amigo y yo tenemos una duda: ¿Eso es el Sol o es la Luna? -No lo se, hace tiempo que no vivo en este barrio...

El borracho Eustaquio está en el bar con un amigo, bebiendo sin parar. Entonces, entra un caballo en el establecimiento, se suben por la pared, anda por el techo, se baja por la otra pared, llega a la barra y pide una cerveza; se la bebe y después sale al trote del bar. Eustaquio le pregunta a su amigo: -¿Has visto eso? -Sí, sí... ¡Se ha ido sin pagar!

El borracho Eustaquio le comenta a un amigo: -Te veo un poco borracho, ¿cuántos vasos de vino has bebido? -Uno... -¿Uno? -Sí, pero varias veces.

Después de una noche de beber sin parar, el borracho Eustaquio llama por teléfono a un amigo y le dice muy alterado: -Tío, ayer bebí demasiado. Tienes que venir a ayudarme. Soy incapaz de empezar a montar el puzzle que tengo. -¿Qué clase de puzzle? -Según la foto de la caja, es un tigre. Como el amigo es un amante de los puzzles, decide ir a echarle una mano. Al llegar, se acerca a la mesa donde están todas las piezas dispersas, al lado de la caja. Mira las piezas, mira la caja y le dice a Eustaquio: -Mira, para empezar, no veo cómo unir estas piezas para formar el tigre. Osea que mejor metemos los Frosties de Kellogg's en su caja, ¿vale?

El borracho Eustaquio sacaba la cabeza por la ventanilla del coche, llamando a un guardia: -Guardia, guardia, acaban de robarme el volante y la radio. -Pero hombre, ¿no ve que está en el asiento de atras?

En una lavandería, un borracho le dice a otro mientras miran las lavadoras: -¡Qué programa tan raro!

Un borracho se pone a hacer de vientre entre dos coches... en esto una mujer lo ve y le dice: -¡Es usted un guarro! ¡Voy a dar parte a la policia! -¡Me parece perfecto, pero no le de parte, désela toda!

-¿Le gustaría viajar a la Luna? -¿Por la mañana o por la tarde? Si es por la mañana tiene que ser a última hora

En la barra de un bar. -Un whisky doble antes de que llegue... Después de servirle la copa, el camarero le pregunta: -Antes de que llegue ¿Quién? -El momento de pagar, no tengo ni un euro.

Un borracho iba por la calle con las orejas llenas de ampollas. -¿Qué ha pasado, Pedro? -le preguntó un amigo. -Mi mujer dejó la plancha caliente junto al teléfono.

Hay un borracho en medio de la calle y aparece un policía y le dice: -¡Eh tú, levántate hombre! ¿No ves que estás interrumpiendo el tráfico? Y el borracho dice: -Es que todas las casas me dan vueltas y estoy esperando que pase la mía para meterme en ella.

Un camarero le dice a un cliente: -Buenas noches, ¿qué desea? -Déme dos botellas de vino. -¿Para usted? -Sí, necesito beber ahora mismo para olvidar. -Pues, si bebe para olvidar, tendrá que pagarme por adelantado.

Un albañil cae de su andamio, que estab a treinta metros de altura. Dos mujeres lo ven todo golpeado y lo llevan al bar más cercano. -Sírvale un vaso de vino -dicen-, para que se reponga. Y el albañil pregunta: -¿De qué altura me tengo que caer para que me den una copa de Brandy?

-Pero Alejandro, ¿por qué siempre te encuentro medio borracho? -Pues porque siempre se me acaba el dinero antes de emborracharme del todo.

La esposa, le dice a su esposo: -José, eres un borracho, ¿qué hiciste anoche? -¿Yo?, llegué un poco tarde, pero sólo me preparé una limonada al llegar... Luego me dormí enseguida... -¿Sólo una limonada? -Vete a la cocina y mira cómo has dejado al gato.

Llega el marido a casa, a las doce de la noche, completamente borracho. Va caminando de un lado a otro y apenas puede mantenerse en pie. La esposa lo recibe en la puerta, al borde de la histeria, y le grita: -¡Paco! ¡Tú a mí me vas a enterrar del susto! Y Paco responde: -Sí, vengo yo como para cavar agujeros...

Toc,toc -¿Quién es? -El amor de tu vida -Imposible la cerveza no habla.

Manuel se despierta en casa con una resaca monumental. Se esfuerza en abrir los ojos, y lo primero que ve es un par de aspirinas y un vaso de agua en la mesita de noche. Se sienta y ve su ropa toda bien limpia y planchada frente a él. Manuel mira alrededor y ve que todo está bien, y el resto de la casa igual. También ve una nota: -Cariño, el desayuno está en la cocina, salí temprano para hacer unas compras. Te quiero. Manuel va a desayunar y se encuentra a la hija a la que le pregunta: -¿Qué pasó ayer? -Volviste después de las 3, muy borracho. Rompiste algunos muebles, vomitaste y te golpeaste contra la puerta. -¿Y cómo es que todo está tan limpio y ordenado y el desayuno hecho? -¡Ah eso!... Mamá te arrastró hacia el dormitorio y cuando intentó sacarte los pantalones, tú gritaste: ¡Suéltame maldita mujer... soy casado!

Un tipo entra a un bar y pide un trago con dos gotita de limón... el cantinero se lo da y se queda pensativo por lo extraño de su petición... el tipo se avienta el trago y sale corriendo y se tira por la ventana... todos los que estaban en el bar salen corriendo a ver el cadáver aplastado y para su sorpresa encuentran que no hay nada en el suelo, el tipo regresa ileso y repite la operación: trago, corre, salta por la ventana... y regresa... en eso un borrachito feliz le tira: oye tú... te estoy viendo de hace rato... ¿cómo no te mueres? Y nuestro amigo le responde: mira, el secreto es pedir cualquier trago con dos gotitas de limón... sales corriendo, te tiras por la ventana... ¡y volarás! El borracho acomete la acción, se tira por la ventana felizmente... la gente se asoma... y ven el cadáver destrozado del borracho... Las tripas en el suelo... Todo vuelto leña...el cantinero no tiene más que mirar a nuestro amigo y decirle: Oye, supermán, eres un maldito cuando estás

Un hombre entra en un bar y pide dos vasos de vodka. Bebe uno y se echa el otro en el bolsillo de la chaqueta. Después pide otros dos vasos, y repite la misma acción. Al fin el barman no logra controlar su sorpresa y dice: -No me importa seguirle sirviendo, pero siento mucho que esté despreciando constantemente un vaso. Dígame, ¿por qué lo hace? A este punto el hombre protesta: -Pago por lo que pido, y puedo hacer lo que quiero. ¡Deje en paz con sus observaciones o le doy un puñetazo! Mientras pronuncia esta amenaza, un ratoncito blanco se asoma por el bolsillo de la chaqueta de su amo y exclama: -¡Lo del puñetazo vale también para su maldito gato, barman!

El borracho pregunta a un paseante dónde puede encontrar una casa de citas. Apunta la dirección; pero se equivoca y entra en un apartamento, donde una señora está lavando. El borracho la echa en el suelo, y empieza a hacer el amor. El marido, que se encuentra en la habitación de al lado, escucha el barullo y va corriendo a la cocina, coge al borracho por la camisa y le saca por la puerta de mala manera. El pobrecillo borracho le mira desde la acera, caído en el suelo, y le dice: -¡Amigo, le aseguro que tiene usted mucho que aprender sobre la forma de dirigir una casa de esas!

El más conocido borracho del barrio se dirige tambaleante hacia su casa. Es un sábado por la noche. Se da de bruces con el cura párroco, que le pregunta qué es eso tan voluminoso que lleva en el bolsillo del abrigo. -Es agua bendita -contesta piadosamente el culpable. El cura le extrae la botella, la olfatea y anuncia severamente que contiene coñac. -¡Sea para la gloria de Dios! -grita entonces el borracho. ¡¡Acaba de producirse un milagro!!

Juan va al médico y le dice que se tiene que mirar el hígado... Antes de la prueba, le aconseja que beba solo leche. Unas semanas después, el especialista pregunta a Juan qué tal le va y este le contesta. -Un poco mejor, ¡Pero ahora entiendo porque los lactantes están llorando siempre!

Bob, el dueño del bar "Cocodrilo", quiere cerrar, pero cuatro clientes se han dormido, totalmente borrachos, sobre las mesas. Bob llama a un taxi, le da doce euros al taxista y le dice: -A éste le lleva a la calle Ratos, a este otro a la calle Tota, a este tercero al final de la misma calle, y luego va a la esquina y descarga al cuarto. Mientras habla los va metiendo en el vehículo. Al cabo de cinco minutos, vuelve el taxista pidiendo: -¡Por favor, póngamelos otra vez en orden... He pasado por un bache y se me han cambiado de sitio!

Un hombre regresa a su casa superborracho tras una gran juerga nocturna. Frente a la puerta de la calle, llave en mano, pelea y no acierta a abrirla debido a la torpeza producida por el exceso de alcohol ingerido. Desde la ventana de su casas, su mujer le observa. Y al ver que le resulta imposible abrir, solícita y amable le pregunta: -Querido, ¿deseas que tire la llave? A lo que el sorprendido responde: -No, mi vida ... la llave ya la tengo. ¡Tírame el agujero de la cerradura ...!

Un hombre llega completamente borracho a su casa y es ayudado por un amigo a quien invita a entrar. -¿Has visto? Este es el ... co... comedor... esa... es ... la... co... cocina... y es... éste... es el dor... dormitorio... Entra y encuentra a su mujer con otro en la cama: -Te presento... hip,... a mí... hip... señora... y el hombre... hip... ¿Debo ser yo ...? Hip... ¿o no...?

Entra un hombre borracho a un bar, se sienta en una mesa y empieza a gritar fuerte: -¡Camarera, hip, cabbbmmmmarera, hip! -Señor, por favor, compórtese. ¿Qué desea? -Entonces el hombre saca unos pollitos de los bolsillos, los pone sobre la mesa y dice: -Tráigame una botella de whisky para mí y para mis sobrinos. La mujer queda muy asombrada, pero le trae la bebida. Al rato vuelve a llamar el hombre: -¡Camarera, una botella de tequila para mí y para mis sobrinos! Al rato nuevamente: -¡Camarera, un champagne para mí y para mis sobrinos! Entonces la mujer se acerca y le dice: -Escúcheme, usted ha bebido de más pero no me va a decir que cree que esos pollitos son sus sobrinos. -Por supuesto que sí, los encontré en la calle y me decían: -"Tío, tío, tío, tío"

Mi amor tengo una noticia buena y una mala: ¿Cuál es la buena? -Que deje el alcohol -¿Y la mala? -Que no se donde lo dejé.

-Mamá, ¿las escuelas son peligrosas? -No Pepito, ¿por qué lo dices? -Porque cerca de cada escuela hay una señal que dice: "¡Cuidado, escuela"

Era tan discreta, que jamás dijo a su marido que bebiera menos, sino que se limitó a poner aceitunas cada vez más grandes en sus martinis.

-¿Has pensado, amigo, cómo sería tu vida si no bebieras tanto todas las noches? -¡Claro!, ¡por eso me emborracho!

Dice un borrachito a una señora que lleva una gallina bajo el brazo: -¿A dónde va con esa cochina? Y contesta esta señora: -Esta no es una cochina sino que una gallina,. A lo que le dice el borrachito: -Estoy hablando con la gallina y no con usted señora.

Mi amor tengo malas y buenas noticias. -¿Cuál es la buena? -La buena es que deje el alcohol -¡Que bueno! ¿Y la mala? -La mala es que no se donde lo dejé.

Un borracho encuentra a otro tirado en el suelo y le pregunta: -¿Qué haces ahí, borracho? ¿No perteneces a la Asociación de Abstemios del pueblo? -Sí, pero como estoy retrasado en las cuotas...

En un bar. -Chaval, dame caja de cervezas. - ¿Estrella o San Miguel? - Es igual es para sentarme

-¿Por qué bebes el coñac y el ron en estas copas tan grandes? -Porque el doctor me dijo que nada de copitas.

Dos amigos con unas copas de más van en el coche zigzagueando por la carretera. -¡Cuidado con aquel puente, que se nos viene encima! ¡Apártate! -¿Que me aparte? ¡Pero si eres tú el que conduce!

-Qué es un traidor? -El hombre que abandona nuestro partido político para afiliarse a otro. -¿Entonces, es también traidor el que abandona otro partido para afiliarse al nuestro? -No, ese es un convertido.

-¿Por qué andas tan vendado?, ¿qué te pasa? -Es que anoche estaba un poco bebido... vi venir dos toros, y quise saltar a una ventana, y en mi estado yo veía dos ventanas. -¿Y...? -Mala suerte. Salté a la ventana que no era, y me cogió el toro que sí era.

-Cuando bebo vino, no puedo trabajar. Tendré que dejarlo. -¿El vino? -No, el trabajo

En la taberna: -¿Cuánto cuesta un vaso de vino? -2 euros si lo toma de pie y 4 euros si lo toma sentado. -¿Y si lo tomo con una pierna levantada?

Dos amigos que han bebido de lo lindo están sentados en el bar, y uno le dice al otro: -Mira, en esa mesa está Chopin. -¡Estás loco! Chopin murió hace tiempo. -No, no ha muerto, mira cómo se mueve.

-Pretende usted ser abstemio, y ayer le vi tomando una copa. -Es que sólo soy abstemio cuando no bebo.

Entre amigos: -Ayer juré no volver a fumar ni beber nunca más. -Admiro tu gran fuerza de voluntad. -De veras que la necesité, porque fueron los diez minutos más espantosos de mi vida.

Esto era un borracho que entró en un bar y le dijo al camarero: -Póngame una copa antes de la batalla. El camarero, extrañado, se la da y el borracho dice:-Póngame otra copa antes de la batalla. Así hasta las 11 copas y el camarero le dice: -¿De que batalla habla? -De la que va a haber entre usted y yo cuando llegue la hora de pagar porque no tengo ni un euro!!

Era una partida de póquer especial donde finalmente quedó un bonito duelo entre 2 caballeros. La cosa se puso caliente y uno perdió. Le preguntaron: ¿Pero para qué la subió, si estaba claro que tenía poker de ases? ¿Qué tenías tú? - Yo tenía tres reinas ... y 8 cubatas de ron

Un borracho estaba sentado bebiendo cerveza y ve a una chica y le dice : -¡Fea! -¡Borracho! -¡Al rato se me pasa . Lo tuyo es eterno!

Un borracho se subió al bus y este se puso a andar. El borracho echó una visual rápida y gritó: -Los de atrás del todo son unos payasos, los del medio retrasados y los de delante tontos. El conductor frena de repente y se encara con el borracho. -¡A que no me lo dices ahora a la cara! -No, ahora no puedo, ¡me los ha desordenado!

Llega el marido borracho de madrugada: -¿Qué horas son estas? -Le dice la mujer- ¡Llevo más de cuatro hora sin dormir! -¡Vaya! Yo esperé más de cuatro horas para encontrarte dormida

2 amigos borrachos conversando: -El doctor me ha prohibido el alcohol -¿No puedes tomar vino? -Vi no lo se, por el vino no le pregunto que es capaz de prohibirmelo también